;

daniel m givaudan una buhardilla en paris la tormenta de arena

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Amanece en las entrañas de la ciudad
El dulce sabor de tu boca
Que lo llena todo
Aún me acompaña al aparcar el coche
La noche termina y es hora de que los pájaros canten
Estamos Persiguiendo amaneceres
me digo sonriendo.
Y me hacen preguntarme
Todo lo que siento por ti
Parece todo tan infinito… Y que nada nunca vaya a acabarse… Nada y nunca, dos palabras que son condena
Que equivocados estábamos

Todas los juramentos resuenan ahora
Como falsos ecos
Somos iguales, dicen los fantasmas
Llevamos algo oscuro dentro
Y volvemos a caer
Ya nadie canta nuestras historias
La misma hora y el mismo frío.
Antes brisa
Ahora las calles llenas de esta lluvia que lo borra todo
La misma que caía en los cristales del coche mientras hacíamos el amor
Lo que fuimos y lo que pudimos ser

Debe haber algún lugar
Donde habitan las historias con futuro
Qué terminaron quedándose en nada.

Allí, recordando noches infinitas
Las Historias bailando como si fueran la loca del muelle de San Blas
Muriendo cada día para repetir lo mismo una y otra vez.
Fuimos tormenta, y hoy somos arena.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ Daniel M. Givaudan
Text: @dmgivaudan
Foto: @dmgivaudan (Brooklyn)
Music: Dorian, “la tormenta de arena”

23 de abril.

 

Shares