¨Tengo que irme¨

Me levanto y pienso que  preparar el café es solo un momento

pero me cuesta la vida levantarme,

aun tengo en los ojos la alegría de haberte visto semidesnuda junto a la playa

Tengo sueño pero no es nada comparado con las ganas que sigo teniendo de ti

la mañana  se levanta y yo aun no se si he soñado o estaba despierto

la realidad se abre paso  un día más, y uno de mis brazos, que se extiende a lo largo de la cama, busca a tientas mi teléfono.

No, no eres real.

No hay un mensaje tuyo diciendo que fue genial anoche, que tienes ganas de volver a vernos, que me echas de menos.

Has sido solo un sueño, otro más, otra noche contigo.

La segunda vez que sueño contigo esta semana. (¿Quien eres?)

pero no existes, aún así  has sido tan real por unos instantes…

salto de la cama, y allí está el sol, reemplazando a la Luna, como si eso fuera tan fácil.

¨olvidala¨

oigo una voz que dice en mi cabeza

¿a quien?  ni siquiera es real.

Ni siquiera eres real…

Me pica la piel, como cuando pica en verano, como cuando estas lleno de calor y de vida,

como cuando los días se hacen largos y uno tiene la sensación de vivir mucho tiempo.

Tengo que irme, me espera un día largo.

TDA #Novela ¨Aquella chica de la playa¨

#DanielMgivaudan

DanielMGivaudan.com