La segunda vez que soñé con ella

https://danielmgivaudan.com/wp-content/uploads/2018/03/img_2906.mp4 —¿Pasas mucho tiempo aquí, verdad? — —Cada día, Cada día me arrastro fuera de la cama, justo cuando anochece y ya se puede oír el mar a través del silencio del pueblo durmiendo. Entonces vengo a mirar...

La sonrisa de la nostalgia

Tengo un montón de fotos tuyas en la mano, y no se que decir. Dicen que ya ha pasado el tiempo de sonreír en la noche Que ya los amaneceres no son cosa nuestra Que ya no solemos mirar atrás, por si nos hemos escondido en un portal y darnos una sorpresa al salir de...

Hasta que nos volvimos humanos

Hasta que nos volvimos humanos –Va, escríbeme otro final para “el café” eso no puede acabar así–me decías -¿Te das cuenta que las cosas que me pides no son las que les piden las chicas a sus chicos verdad?–te contestaba yo Había retos que estaban al alcance de...

Escribe, escribe y nunca olvides. 

‪•Una vez que levantamos la mano para decir adiós, ya no hay vuelta atrás. ‬ ‪Ya no seremos los mismos. ‬ •Sabemos que es otra manera de decir adiós una vez fijamos‪ ‬la vista en el horizonte‪ ‬buscando el nuevo rumbo‪,‬  ‪•Sabemos que mirar atrás,‬ ‪ tan solo es el...

Y en los momentos de bajón 

Tú me convertiste sin pretenderlo en escritor Tú me convertiste en el que rasga acordes  Como otra manera de aullar a la Luna.  Tú me hiciste mi primer tatuaje  Y mi primera cicatriz profunda  Tú me hiciste acariciar la melancolía e invitarla a caminar conmigo.  En la...