;

“Recuerda, que el peor dia, siempre es el día después”

By Daniel M. Givaudan

j

14/05/2020

daniel m givaudan una buhardilla en paris escritos libro

Se pone a llover
y mi playlist me envía
otra puñalada del pasado
y yo evoco aquellos días

Por fin llego
algo tarde, como siempre
aparco la moto justo en la puerta
espero que me oigas llegar

Ya me he quitado el casco
mientras entro a nuestra librería favorita
sonrío y saludo a la dependienta
mirada fugaz al piso de arriba
nuestra cafetería
allí estás
sentada con tus apuntes

tu ya me has visto llegar
pero no miras
sonríes con esa sonrisa que me vuelve loco
de sirena varada que se ha perdido en la tierra

Segundos después
en esta eternidad llamada ausencia
estamos sentados
atravesandonos con la mirada
el camarero lleva rondando como 15 minutos
seguimos sin pedir nada
¿Y quien quiere pedir nada, teniendolo todo?

Yo me levanto de la mesa,
pido un café para mí, un agua para ti
La sirena de agua dulce

Aprovechas que no te miro
y escribes en aquellos post de colores
los que siempre llevamos para marcar los libros
pequeños mensajes que dejamos
en la tapa mal ajustada de un enchufe
por si algún día llegamos a leerlos
nuestra pequeña máquina del tiempo

Me miras y sonríes
hora de tocarse las manos
La electricidad ya está en el aire
se abre la veda
de besarnos y dormirme en tu boca

será un día de esos
que pasan rápidos
mezclados con noches en blanco y negro
llenas de vapor
empañando cristales

y recuerdo
que lo peor siempre viene el día después

Texto: Daniel M. Givaudan
Canción “Bipolar”

Related Post

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Shares