La armadura de la sirena.

Y te deja pasar,

después de mucho volar con la mirada

De muchas noches al raso

Abriendo mundos

Y toda ella es fragilidad

Una vez entras

Una vez ella te deja entrar a su primera estancia

Pero no te engañes

Me digo

Todo allí parece bonito

Pero solo es un purgatorio

Una antesala al infierno que ella te hará pasar

Ella tiene que saber si eres digno

Si puede dejar de ocultarse entre cristales que deforman su imagen

Ella necesita que siempre hagas lo imposible

Incluso cuando ya te has ganado la cima

Ella necesita saber

Si esos ojos tuyos siempre la mirarán igual

Y no se da cuenta, pobre mi niña

Que ese mismo infierno un día me alejara de ella

Y necesita seguir culpando al universo

De ese abrazo que tanto echa de menos

Que tanto necesita

Que siempre la mantiene en la carrera

En la huida hacia ningún sitio

Hacia su propio “ya está, déjate ir”

Y uno se pasa la vida persiguiéndola

Si entendemos “vida” como el corto espacio de eternidad que vivimos juntos

Y la otra vida mirándola a través de un cristal roto

Si, la vi desnuda, la Abracé desnuda

La abrace cuando lloraba

Agarre su mano cuando no me lo pidió

La vi débil y no entendió que sí, que estaba dispuesto a cuidar de ella

Y por todo lo que ví, por haber estado allí dentro

Me odia.

Dmgivaudan

“Una buhardilla en paris”

Danielgivaudan.wordpress.com

#dmgivaudan

#ouroboros #unabuhardillaenparis #libro #poetry #sirens

Spread the love