Donde está el hogar

El amor se mide por los abrazos que te das mientras duermes  Por las veces que coincide tu mirada con la mía y sonríes.  Por cada vez que miramos al suelo agarrados de las manos y tus pies parecen estar flotando.  Porque cada vez que cambias un reproche innecesario...

Mi puerto, tu sonrisa rota. 

A veces, aún sigo preguntándome si hubiéramos sido felices juntos.  Porque a pesar de nuestra guerra de amor y odio, aún juntos, seguíamos buscándonos el uno al otro, sentados en el mismo sofá, llorando en la misma cama, perdidos en una guerra de miedos a...