;

Pelear contra las olas

Y aún a pesar de todo, se hace muy duro no elegir pelear contra las olas.  Aún a día de hoy me cuesta entender que no eres mi única opción.  Como el que se agarra a un trozo de madera roto en medio del mar buscando la salvación.  Todavía sigo escuchando...