;

DMGivaudan

Blog de Daniel M. Givaudan

Una buhardilla en París

Contacta

Textos

El libro

MIS TEXTOS

La luz

“Años después seguíamos creyéndonos inmortales, mientras el destino se reía de nosotros. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀¿Quién podía prever cuando éramos semilla que un día se extinguiría nuestra luz? ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ La vida te trae con su fecha de devolución, ese préstamo que nunca pensamos en...

leer más

“Hello”

Hola de nuevo, recuerda Habrá días que luzca el sol Y sin embargo llorarás Habrán días  que llueva Y tú estarás sonriendo Habrás días en los que incluso Llores y sonrías al mismo tiempo Unas veces lo harás solo y otras acompañado, ya conoces la diferencia sin que...

leer más

Mariposas

He cambiado el  dolor de no verte Por el de las manos al escribir sobre ti y si no basta, siempre puedo cambiar dolor de corazón por el de las manos al tocar la guitarra Nunca se me dieron bien los cálculos Y creo que te voy a necesitar un poco más de lo que esperaba...

leer más

TDA: “la chica de la playa” (novela)

(Disfrutando escribiendola en este momento)

Una buhardilla en París

dmgivaudan

¨Aquí escribo sobre los nortes perdidos y los sueños que nunca serán. Sobre lo que ya no somos. En algún lugar había que hablar sobre ello¨

“Aún recuerdo como me despeinó la vida al mirarte por primera vez.” de

Libro en papel

“No se escribe igual sobre un papel en blanco que sobre uno lleno de historias.

No es lo mismo una herida cerrada que una cicatriz que te sonríe al mirarla.

Nunca será lo mismo la melancolía de otoño, que la crudeza de un invierno.

No es lo mismo engañar a los que te quieren sobre esa mirada perdida que engañarte a ti mismo

No a tantas cosas, pero la peor de todas ellas, es recordarte a ti mintiéndome a los ojos.

Hasta la Luna ya no es suficiente. Aunque se tiña de rojo.

Daniel M. Givaudan.”

Una buhardilla en París

Dublín

Sobre Mi              

Una buhardilla en París

Escribiré pese a los malos ratos que me haga pasar, pese a la falta de aire que uno siente que le están arrancando las palabras del alma, y aunque quizás me desangre por el camino, es un precio justo por robarle al destino una vida, un trozo de sueño y una parte de la magia  que siempre fue estar enamorados.

y siempre seremos afortunados por ello.

Como dijo Katy perry en aquel increíble concierto en Barcelona:

“Todo el mundo tiene alguien que tuvo que irse”

y después se puso a cantar hasta marcarnos a fuego.

Daniel M. Givaudan.

Barcelona, 29 de enero de 2016

 

Daniel M. Givaudan

New York

Escríbeme

Privacidad

11 + 13 =

Shares